El proceso de diseño tiene lugar en estrecha cooperación con las áreas de investigación, desarrollo y fabricación.

Todo comienza con una idea y un dibujo.

Todo comienza con una idea y un dibujo.

El comienzo del proceso de diseño es siempre una idea, seguida de un dibujo. Sea en el cuaderno de bocetos, sea en la pantalla del ordenador: en esta fase se vuelven visibles las ideas que, hasta entonces, existían solamente en la cabeza del diseñador.

A partir del gran número de esbozos nacidos durante esta fase se seleccionan los mejores y más prometedores y se combinan con las prescripciones geométricas para crear una imagen de proporciones, dimensiones y expresión armoniosas.

La vía que conduce al primer prototipo.

Un detallado modelo de arcilla permite percibir la idea del diseño en tres dimensiones.

La vía que conduce al primer prototipo.

Para poder evaluar el efecto espacial real se elaboran modelos de arcilla a escala 1:4 de una selección de propuestas y se representan en un modelo virtual en la llamada Powerwall, una enorme pantalla de proyección en la que los diseñadores pueden observar y analizar sus esbozos desde distintas perspectivas.

De ese modo es posible imaginarse el automóvil con sus dimensiones auténticas y modificar, entre otros aspectos, la geometría, el color o la textura superficial con un solo clic del ratón. Ambos modelos tienen sus ventajas y es importante subrayar que el mundo virtual no ha conseguido hasta ahora desbancar a los modelos a escala real.

Una vez que el equipo ha tomado la decisión definitiva en favor de una variante, se crea el primer prototipo a escala natural con ayuda de herramientas palpadoras y máquinas fresadoras. Todos los detalles se acaban a mano. El resultado es un patrón con un aspecto asombrosamente real, en el que pueden apreciarse todos los distintivos del nuevo automóvil.

Gestación del interior.

El diseño del interior se transmite a escala 1:1 a partir del esbozo, y se desarrolla de dentro hacia fuera.
Todos los detalles del modelo de arcilla se acaban a mano.
Los responsables de colores y acabados prestan especial atención a la selección de materiales y tonalidades.

Gestación del interior.

También el interior comienza siendo un esbozo o una imagen digital. Los modelos de arcilla 1:1 permiten a los diseñadores percibir las formas en tres dimensiones y desarrollarlas desde dentro hacia afuera hasta conseguir una sensación espacial estética y lograda. Se crean varias ejecuciones del habitáculo para decidir qué concepto se llevará adelante.

Para configurar las superficies finales, los diseñadores del área Color & Trim eligen materiales y colores a partir de cientos de muestras de tela, cuero, madera y metal. La sensación al tacto y el efecto cromático se juzgan y se definen bajo «condiciones reales» en modelos a escala 1:1.

Todos los mandos e indicadores se diseñan generalmente para el vehículo específico y se perfeccionan hasta lograr la solución ideal.

La final.

El prototipo es el resultado del proceso de diseño que nació con una idea y un dibujo.

La final.

Por último se integran el exterior y el interior en un modelo definitivo. Al igual que al resolver un puzzle, un equipo de especialistas ensambla a mano los componentes individuales para crear el vehículo perfecto con todos sus atributos característicos, casi idéntico a los modelos de serie fabricados más tarde. Una nueva estrella sube al escenario.